Rottweiler

Rottweiler

Función: Guardia, Trabajo.

Tamaño: Grande.

Origen de la raza

El Rottweiler es una raza de las más antiguas que existe. Su nombre significa Perro carnicero de Rottweil haciendo alusión a la ciudad imperial del mismo nombre. El perro un moloso probablemente de descendiente de los mastines y es de origen alemán. En la antigüedad era utilizado por los romanos como perro de protección y guía del ganado. Estos perros fueron cruzados con otros ejemplares nativos en el pueblo alemán de Rottweil ubicado en Wurttemberg. Su tarea consistió en cuidar y guiar al ganado y cuidar también a su amo y su territorio. Se siguió criando al perro para llegar a ser lo que hoy en día es un perro con inmejorables aptitudes para la guardia y la conducción del ganado.

Durante la primera guerra mundial el Rottweiler fue enrolado en el ejército para cumplir diferentes tareas. También se dice que en la segunda guerra mundial el ejercito lo entreno como perro anti-tanque. La práctica consistía en adosarle al perro una mina magnética al lomo del perro, el perro se dirigía agachas hacia los vehículos de los enemigos haciendo explotar la mina. Esta práctica lamentable produjo que el número de Rotts disminuyera casi hasta su extinción.
Pero en el siglo XX unos entusiastas cruzaron los pocos que quedaban con otros molosos recuperando de a poco su número. En el siglo XX también se sometió al Rott a pruebas para integrar el cuerpo de policía quien fue calificado más que satisfactoriamente. La raza demostró muchas cualidades para la función de policía. En el año 1910 fue nombrado perro policía en forma oficial.
En 1966 la raza fue definitivamente reconocida.

Características

El Rottweiler es un perro de gran porte, perteneciente a los molosos. Es un perro con la capacidad de ser un excelente perro guardián como también un buen perro de familia. Es un perro temperamental, valiente, leal y bien robusto. Su cabeza es grande, ancha. Sus ojos medianos de color café. El stop (parte frontal bajo la frente) es definido. Su hocico es grande y cuadrado. Tiene mordida de tijera (cuando los dientes superiores reposan sobre la parte exterior de los inferiores. La mordida de nivel (inferiores justo sobre los superiores) se considera indeseada. No se permite el prognatismo ni inferior ni superior. Debe poseer todas sus piezas dentales. Sus labios son de color negro. La trufa es ancha y de color negro. Sus orejas son medianas en forma de triangulo. Colocadas altas levantadas en la base pero caídas a partir de la mitad. Su cuello es fuerte y angulado. Su espalda es recta y compacta. El pecho es ancho y profundo y llega hasta los codos. Las caderas también son anchas y fuertes. Las patas son rectas con huesos anchos. Pies redondos y medianos. Las patas traseras tienen una angulación proporcional a las delanteras. Su pelo es doble y de color negro con manchas marrones en cejas, hocico, garganta, patas, pecho y debajo de la cola. El manto exterior es liso bastante corto y abundante. El manto interior es fino.
La altura del Rottweiler es de 58 a 68.5 centímetros hasta la cruz en los machos y de 55 a 63.5 centímetros hasta la cruz en las hembras. El peso del perro es de aproximadamente 50 Kg. indistintamente del sexo. Su expectativa de vida es de aproximadamente 12 años.

Carácter

El instinto del Rottweiler lo convierte en un gran perro guardián y también en un buen perro de compañía. Es temperamental, calmado, muy seguro de si mismo, capaz de leer las intenciones de un extraño sin demostrar desconfianza. Sus sentidos están muy desarrollados y lo convierten en un guardián alerta y eficiente. Es un perro que necesita ser adiestrado desde temprana edad para que no desarrolle un carácter demasiado dominante, cosa que puede genera muchos problemas, despertando quizás defectos en el ejemplar como agresividad tanto contra otros perros como con humanos.
Pero con un correcto adiestramiento el perro es un animal sensible, fiel, guardián de su hogar y su familia. Equilibrado, noble, muy cariñoso con niños y adultos. Un buen perro de compañía.

Recomendaciones

Este ejemplar requiere dedicación, trabajo, ejercicio y entrenamiento. Se recomienda que el perro sea adquirido en un lugar confiable que certifique que sus ejemplares se encuentran libres de enfermedades congénitas, como por ejemplo, la displasia de cadera (muy común en el Rottweiler) o entropión (un pequeño estrechamiento en los párpados). La falta de ejercicio puede provocar que el perro no tenga un buen desarrollo. Se recomienda asesorarse bien antes de adquirir este ejemplar ya que no se recomienda para gente inexperta.

Deja un comentario