Pastor Alemán

Ovejero Alemán

Función: Guardia, Trabajo

Tamaño: Grande.

Origen de la raza

En el año 1884 Max von Stephanitz, dio origen a la raza cruzando diferentes clases de pastores con el objetivo de crear un perro que tenga las mejores cualidades entre los pastores, dando la creencia entre los mas experimentados de que el pastor alemán es el perro pastor por excelencia. Creado para guarda y protección de los rebaños contra los lobos se le llamaba también pastor de Alsacia o Alsaciano durante algún tiempo en Inglaterra o EEUU.

La popularidad de la raza se acrecentó sobretodo con la segunda guerra mundial donde soldados de todas las nacionalidades se llevaron ejemplares a su país de origen. Durante la guerra el Pastor Alemán fue utilizado para localizar soldados heridos o perdidos, transportar mensajes u objetos, alertar al ejército de posibles enemigos durante los patrullajes. Gracias a sus excelentes cualidades y el gran reconocimiento adquirido, la raza se transformó en una de las más buscadas para realizar cualquier trabajo al servicio del hombre. Una vez finalizada la guerra, se utilizó como perro policía.

Características

El pastor alemán u ovejero alemán es un perro de contextura sólida pero de andar ligero, su aspecto es flexible y con una silueta proporcionada. Es de tamaño mediano, midiendo los machos entre 60 y 65 centímetros de altura hasta la cruz mientras que las hembras miden entre 55 y 60 centímetros hasta la cruz. Los machos pesan aproximadamente entre 30 y 40 Kg. y las hembras entre 22 y 32 Kg. Su cabeza es de forma alargada y sus ojos son oscuros, de un color marrón almendra, ubicados en forma oblícua y nunca sobresaliendo el plano de la cara. Ojos muy claros son indeseables dentro de la raza (afectan a la expresión del can). El Ovejero Alemán tiene una expresión vivaz y atenta. Las orejas son de tamaño mediano, erguidas y en forma de cuña (ni dobladas, ni caídas hacia los lados de la cabeza) Su cuello es robusto, fuerte y sin papada. La angulación del cuello con respecto a su cuerpo es aproximadamente 45º. Su lomo es recto con una ligera inclinación hacia la cadera, también ligeramente inclinada. Finalmente, su cola es tupida y apenas curva. Las operaciones estéticas se encuentran prohibidas dentro de la raza. El pelaje del perro es doble (Stockhaar) en una parte interior, gruesa y en una parte exterior densa e impermeable que varía entre los colores negro, gris y marrón. Su nariz debe ser completamente negra. Su dentadura debe ser fuerte y completa de sus 42 dientes. El perro tiene una mordida en forma de tijera, los incisivos superiores cubren a los inferiores en contacto estrecho. El prognatismo tanto superior como el inferior son considerados faltas graves en la raza. Las patas delanteras son paralelas y rectas a diferencia de las patas traseras que son paralelas pero ligeramente recogidas, con muslos fuertes y musculosos.
La expectativa de vida de un Ovejero Alemán bien cuidado es de aproximadamente entre 10 a 12 años.

Carácter

El ovejero alemán es un perro muy inteligente que aprende muy rápido cualquier cosa que se le enseñe. Sus características principales son el valor, la obediencia y la fidelidad que brinda hacia su amo. Es de temperamento equilibrado, activo, confiable y fácil de adiestrar. Posee instinto de combate y rudeza lo que lo convierte en excelente perro para la guardia. También se utiliza como lazarillo, para detección de drogas, búsqueda y rescate de personas, como perro de terapia, perro de protección, de servicio y pastor. El ovejero alemán es un gran compañero.

Recomendaciones

Se recomienda que la elección de los ejemplares no sean provenientes de castas con mucha endogamia. En lo referente al adiestramiento del perro, conviene que sea disciplinado y estricto, para que el perro se someta a la autoridad fácilmente.

Deja un comentario